HAVER BOECKER IBERICA S.L., en adelante, HAVER BOECKER IBERICA S.L. utiliza "COOKIES" para garantizar el correcto funcionamiento de nuestro portal web, mejorando la seguridad, para obtener una eficacia y una personalización superiores, para recoger datos estadísticos y para mostrarle publicidad relevante.

Marque en "ACEPTAR" para autorizar su uso o “RECHAZAR” para rechazarlas. En este caso HAVER BOECKER IBERICA S.L., no puede garantizar la plena funcionalidad de la página.  Puede obtener más información en nuestra POLÍTICA DE COOKIES.

Máquinas de ocasión
¡Novedad! En esta dirección web ponemos a su disposición maquinaria de ocasión revisada y garantizada por Haver & Böcker. (web en inglés)

Próxima cita en Zaragoza. SMOPYC 2014

Visítenos en la feria SMOPYC de Zaragoza. Presentamos una auténtica novedad: Hydro-Cleansmopyc

Nos encontrará en el Pabellón 5, calle D, stand 16.

La Hydro-Clean es la última innovación en tecnología de lavado para limpiar materiales conglomerados: tierra, barro, arcilla, gravilla, níquel, caolín, fosfato, carbón, esmeralda, diamantes, oro, yeso y caliza, así como reciclaje de plástico y cristal entre otras diferentes aplicaciones.

La Hydro-Clean funciona bajo el principio de lavado a presión y nos permite lavar hasta 400 tn/h. La presión del agua requerida se determina previamente, pudiendo alcanzar hasta una presión de 200 bares con un consumo de agua entre 6 y 48m3/h y consumo de energía de 26 a 224 Kw., dependiendo del modelo que escojamos.

PRINCIPIO TECNICOS:

La Hydro-Clean está formada por una cámara vertical, recubierta con paneles de poliuretano, donde se produce el lavado, una tolva de alimentación a la entrada y una cinta transportadora de descarga a la salida. En la parte superior de la cámara de lavado hay un cabezal giratorio regulable en altura que incorpora varias boquillas de agua. Por medio de un PLC podemos controlar la alimentación y ajustar la cinta de descarga para obtener unos resultados de limpieza óptimos.

MODO DE FUNCIONAMIENTO:

A través de una cinta transportadora suministramos material a la tolva de alimentación de forma continua mediante unos chorros de agua situados en las paredes de la tolva y el material, también el pegajoso, va fluyendo hasta caer en la cámara de lavado, formando una columna de material. El flujo de alimentación es regulado automáticamente desde el PLC y mediante un indicador de nivel se controla la cantidad de material que entra en la tolva.

 

A través del rotor de lavado y de las boquillas de pulverización el material queda expuesto a unas corrientes de agua a alta presión y se va lavando. Las boquillas están anguladas de acuerdo con la rotación del rotor, de forma que el agua crea un efecto similar al de unas aspas o palas giratorias. El proceso de lavado es ayudado por la fricción y fuerzas resultantes del movimiento de material alrededor de la cámara en un vórtice.

Los materiales más finos y el agua procesada son liberados mediante aperturas en los paneles de poliuretano que recubren la cámara de lavado y van a parar a una tubería que los dirige para poder ser tratados o filtrados de nuevo. El material lavado cae en la cinta transportadora y es enviado a una criba de lavado donde se enjuga todo el material contaminante desaglomerado.

DATOS TECNICOS Y ESPECIFICACIONES

Actualmente disponemos de 4 modelos diferentes: HC 350, HC 700, HC 1000 y HC 2000, los números de cada modelo provienen del diámetro del tambor de lavado en mm.

-Calidad del agua

Se requiere un suministro de agua fresca que debe contener menos de 100mg/L de material sólido de un tamaño no más superior a 100µm.

LA HYDRO-CLEAN COMO UNA PLANTA DE LAVADO COMPLETA

En muchas Plantas de lavado utilizan tamices de clasificación húmedos sin embargo el uso de sistemas de pulverización en estos equipos no consigue deshacerse de todo el material pegajoso, estos sistemas son solo efectivos con partículas contaminantes de entre 60-200 µm. fáciles de limpiar.

En una producción de 80 tn/h la Hydro-Clean puede ahorrar de 60m3/h a 140 m3/h.

BENEFICIOS ECOLOGICOS

Consumo de agua: comparado con los demás sistemas en el mercado con la Hydro-Clean podrás reducir el consumo de agua hasta un 75%, lo cual reduce notablemente los costes de explotación, ahorra recursos medos ambientales y facilita concesión de permisos para nuevas plantas. Para limpiar una tonelada de tierra o arcilla con la Hydro-Clean tan solo necesitaremos entre 120 y 300 litros de agua.

Convierte las zahorras en un producto vendibles: debido a sus incomparables habilidades de limpieza la Hydro-Clean transforma sus zahorras en material vendible, un impacto positivo no solo para el medio ambiente sino también para su cuenta de resultados.

Piezas de recambio: como la única "herramienta" en contacto con el material es el agua, el desgaste de la Hydro-Clean es mínimo. Dependiendo de la aplicación, tendremos que cambiar el revestimiento del tambor y alguna boquilla de pulverización aproximadamente una vez al año, comparado con los sistemas convencionales, un gran ahorro en costes de mantenimiento.

Integración ambiental: la Hydro-Clean estándar pesa un total de 8, 3 veces menos que cualquier sistema convencional, lo cual nos perite optar por una estructura menor, reduciendo notablemente nuestros costes estructurales y la zona de impacto en el medio ambiente.

OTROS BENEFICIOS

- La Hydro-Clean® suprime los finos y consigue mejores resultados de limpieza ofreciendo una mejor calidad final de producto.

- La Hydro-Clean® suprime el efecto bolas de barro de los trommeles de lavado convencionales.

- La Hydro-Clean® permite el lavado de productos con más de 15% de material plástico.

- La Hydro-Clean® no sufre desgaste mecánico por fricción.

- La Hydro-Clean® utiliza menor estructura de soporte y sólo una criba de enjuague lo que supone un menor coste de inversión.

- La Hydro-Clean® reduce los costes operativos al usar menos energía y consumir menos agua.

- La Hydro-Clean® permite un fácil y simple acceso para el mantenimiento preventivo.

- La Hydro-Clean® permite diferentes ajustes para conseguir el mejor resultado de limpieza. Podemos ajustar la distancia entre las boquillas y el material, el tamaño de las boquillas, la cantidad de boquillas, el tiempo de retención en la cámara o el cambio de la presión del agua.